Dialogo a fondo logo

Los que tienen y los que tienen menos: Por qué la desigualdad nos hace perder el equilibrio

Por Jeremy Clift

Solíamos pensar que un crecimiento económico general nos ayudaría a todos. Aunque los ricos podrían volverse aún más ricos, todos se beneficiarían y tendrían un mejor nivel de vida. Esa era la gran oferta tácita del sistema de mercado.

Pero ahora se observa que en muchos países la desigualdad crece y la brecha entre ricos y pobres se viene ampliando, especialmente en el último cuarto de siglo.

Ahora que los contribuyentes se ven forzados a pagar por los problemas que sufrió la industria financiera en las economías avanzadas durante la crisis económica mundial, esta discrepancia resulta especialmente mortificante para los asalariados que han sufrido un estancamiento de su remuneración o algo peor. El tema de la desigualdad ha comenzado a concitar más atención entre los investigadores económicos.

La edición de septiembre de 2011 de Finanzas y Desarrollo (F&D) analiza la desigualdad del ingreso en el mundo y cuál es su importancia.

Lea más: “Los que tienen y los que tienen menos: Por qué la desigualdad nos hace perder el equilibrio